lunes, 23 de agosto de 2010

Ser o no ser...

Generalmente no tengo que esforzarme mucho para ganarme un castigo, será acaso que mi comportamiento es agresivo, transgresor y travieso por naturaleza... así que a cada paso que doy me estoy buscando problemas. A ratos es pensado... premeditación, alevosía y ventaja, diría mi novio/spanker... y él me da lo que quiero... lo que merezco y pido a gritos.

Pero sucede que la vida corre y no se detiene ante nada ni nadie... Los compromisos se mantienen latentes y nuestra cotidianeidad de pronto se contrapone a nuestros deseos o necesidades. Mi mal comportamiento o mi picardía ante tal o cual situación deberán pasar desapercibidos hasta que el tiempo, el trabajo y la realidad nos permitan... o más bien a mi novio/spanker... tomar cartas en el asunto.

La mañana del viernes me fue anunciado un castigo al que me había hecho acreedora desde unos días antes. La sola idea de lo que habría de pasar esa noche me mantuvo expectante y ansiosa durante todo el día... Los viernes, por lo general, salgo temprano de la oficina pero mi novio/spanker, al contrario, es el día que más tarde vuelve del trabajo... Sin embargo yo esperaba que hiciéramos un hueco... es decir, él así lo había anunciado él.

Por alguna razón las horas se nos fueron de largo, entre la cena con mis hermanas y las entregas a domicilio llegamos bastante tarde a casa. Mi novio/spanker trabaja también los sábados así que desvelarse no era la opción, aunque por mí no había ningún problema. No sé cómo explicar la mezcla de temor y deseo que había en mí... por un lado me sentí aliviada porque el castigo se aplazaría al menos 2 días más pues el sábado él saldría de la ciudad, pero también me sentí molesta pues la ansiedad del día se había esfumado en un 2 por 3...

No me preocupé ni un sólo momento en ocultar mi enojo... al contrario, lo hice tan evidente como me fue posible y... creo que la 'no spankez' de mi novio/spanker se hace presente en momentos en los que no debería. A ratos estoy un tanto confundida pues quisiera que él, sin tener que explicárselo con manzanitas, entendiera la importancia que para mí tiene el spanking... y lo que consigue, o no, cuando dicta una sentencia que no será cumplida... sin importar las circunstancias... Claro, siempre y cuando no se trate de algo de vida o muerte.

La mañana del sábado discutimos el punto... pero da la casualidad que cuando tengo que decir algo... mi lengua simplemente no reacciona, me quedo muda y las emociones sólo revolotean dentro de mí... en consecuencia él cree que las cosas están bien... que todo se soluciona con un 'lo siento' y ya... Pero no.

El tiempo con él lejos me sirve para pensar y tomar decisiones. No puedo forzarlo a hacer o cumplir con un rol del que no esté convencido... pero al mismo tiempo estoy consciente de que no es así... le encanta participar del juego, le excita tanto como a mí cuando nos enfrentamos y reaccionamos ante una situación spanka, ya sea planeada o espontánea... La diferencia es que para él no es 'tan' importante... Si pasa: bien... y si no: también...

Estoy ante la difícil decisión de descubrirle mi mundo y hacerle ver lo importante que es esto para mi vida... Quizá mantenerlo como está y gozar de ello de manera esporádica o, definitivamente, claudicar en mi necesidad de todo esto...

La última no es la mejor opción... ni siquiera creo que sea necesario pero estoy en este 'mood' de spankee decepcionada y con ganas de un miércoles como los de hace unas semanas... No quiero dejar de ser yo... ni siquiera me imagino la vida con el spanking como parte poco recurrente de mi vida sexual y cotidiana... No voy a guardar en el clóset lo que tanto me costó sacar... O será que sólo estoy tristona...

De cualquier forma no soy alguien que se rinda a las primeras de cambio... suelo luchar por lo que quiero y lo que quiero es un novio/spanker... además de continuar siendo yo...

YoSpankee.

5 comentarios:

KIWI dijo...

Porque no le revelas lo que eres, quizas asi él te entienda mejor

Verita{S} dijo...

Coincido con Kiwi, deberías expresarle lo que sientes.Todo, sin ocultar nada. Podrías leerle este post... sería una gran ayuda cuando te quedes "muda".
Animo.
Un fuerte abrazo.

amigospanko dijo...

Tal vez necesites diversificar y tener algún amigo-spanker que capte al vuelo estas necesidades y te proporcione castigos concatenados a las faltas. Es cierto que ya la vida cotidina complica lo de tener pareja (entiendo que tu chico no es spanker vocacional sino "sobrevenido"), familia, amigos, ocupaciones y además ser spanko.
¿Lo has pensado?

Yo spankee dijo...

Kiwi y Verita: Creo que no estoy lista para revelarle que 'todo esto' es el mundo en el que me gusta deambular cuando no estoy con él... Me gustaría mantenerlo alejado de mi YoSpankee como tal...

amigospanko: Alguna vez lo manejé así... y dejé de hacerlo en cuanto él se mudó a vivir conmigo...

Sé que pido mucho... y al mismo tiempo estoy cediendo en nada... pero no hay peor lucha que la que no se hace... ¿no?

Saludos, abrazos y mi agradecimiento... XD

PanteraAzul dijo...

Yo creo que debes mantenerlo así separado, en lo personal me parece que es mas sano y rico en todos los aspectos de la vida!!!

Saludos