domingo, 8 de marzo de 2009

La resistencia...

Desde que comencé a curiosear dentro de todo este mundo spanko he ido aprendiendo y entendiendo muchas cosas... desde cuestiones de seguridad y formas correctas en la aplicación (o recepción) de un castigo, hasta cuestiones de tipo sexual...

Dentro de las cosas que he aprendido, algunas las he aplicado en las sesiones reales que he tenido pero una de ellas (que por cierto me causa muchísima curiosidad) es 'oponer resistencia' al castigo... Por lo general soy una Spankee un tanto sumisa... aunque soy rezogona, sarcástica y arrogante, termino aceptando el castigo así... sin más. Meto las manos cuando me duele un poquitín de más o para agregar sabor al juego... ya saben, las manos en la espalda o incremento en el castigo y cosas así...

Cuando hablo de 'resistencia'... realmente quiero decir que me gustaría ser forzada a recibir ese castigo, sentir la autoridad del spanker sobre mí... tener que doblegar mi orgullo a fuerza de... a fuerza 'bruta' como dirían en mi pueblo... No hablo de ser atada (que no niego que en los juegos esa parte es bastante erótica, pero siempre a voluntad)... y aunque es MI voluntad la que estaría poniéndose ruda... me encantaría que 'alguien' lograra apaciguarla y someterla con fines de unas buenas nalgadas...

Tampoco quiero una pelea... no soy de las personas que logran algo a partir de la fuerza física... de hecho ni puedo... a pesar de que soy grande no cuento con la fuerza que quisiera... Solo deseo decir NO!... NO QUIERO!!! (aún sabiendo que sí quiero, je!)... patalear y hacerme la loca... negarme a acercarme o a asumir tal o cual posición para ser azotada... y terminar así... siendo azotada y haciendo berrinche para terminar calladita y sumisa como siempre... pero con un método distinto... sin entregarme a la primera...

En fin, una fantasía más para llevar a cabo en cuanto haya la posibilidad...

Yo Spankee


1 comentario:

paca dijo...

Hummmm, que interesante suena, lo contaras cuando lo vivas?

Que tal tu fin de semana?

Saludos.