viernes, 27 de marzo de 2009

La comisaría.

Sabía perfectamente por qué estaba ahí. Sentada en mitad de una sala de interrogatorios con las manos esposadas al frente, delante de mí un espejo grande... detrás de él yo estaba segura que habría un par de agentes observándome. Estaba muy nerviosa.

EL silencio que envuelve esta situación ha comenzado a tornarse un tanto perturbador, el guardia junto a la puerta ni siquiera me mira. Pasan de las 12 de la media noche y mi situación se me antoja risible, escaparé de esta, no tengo duda. De pronto la puerta principal se abre de golpe y entra ese agente que conducía el auto en el que me trajeron, tiene una mirada fría... glacial, diría yo.

- Retírese oficial. Le indica al guardia.


Toma otra silla, la pone frente a la mía pero se sienta montado en ella y recarga sus codos en el respaldo...

- ¿Sabe por qué la hemos traído, señorita?... Me observa fijamente y soy incapaz de sostener la mirada, es bastante imponente.

- No, señor. No lo sé... Contesto mirando al piso.

-Vaya, con que no lo sabe, eh... El robo de esta mañana al Banco Central, ¿no le dice nada?...

-No sé de qué me habla, señor...

-¿Conoce al señor 'Manuel Fernández'?...

-No, señor...

-¿No es acaso su novio?... en su aparato celular mis hombres encontraron un contacto 'Manuel F'... y casualmente el número coicide con el del hombre que atracó el banco... Ahora, ¿seguirá negándose a colaborar?...


¡Maldición! Manuel me dijo que yo no corría ningún riesgo en lo que haría... Sé que estuvo mal, que no debí apoyarlo... pero yo sólo llevé la camioneta a...

-Mire, señorita... como puede ver se encuentra usted en una sala de interrogatorios y... seguramente ha escuchado hablar de los métodos que utilizamos para hacer que las personas 'hablen'... ¿no es así?....


Me mira, su rostro está muy cerca del mío y el miedo comienza a recorrer mi cuerpo...

-No se asuste... por supuesto que voy a hacerla hablar pero no del modo que imagina... más bien voy a tratarla como lo que parece: una niña tonta que no mide las consecuencias de sus actos... si usted coopera podrá salir bajo fianza pero si no, 3 o 5 años en prisión no le caerían nada mal...


Pero de qué habla este hombre, si yo no hice nada... sólo le llevé la camioneta en la que transportaría el dinero... técnicamente fui obligada a hacerlo... Pero por otro lado no puedo traicionar a Manuel, le prometí guardar el secreto...

-Usted va a hablar, eso no tenga duda... la he investigado: su celular, su correo electrónico, sus blogs y páginas que visita con frecuencia... es usted una... 'spankee', le llaman ¿cierto?... Pues bien... ¿ve esa cámara de la esquina?... es parte del circuito cerrado de seguridad pero adivine quién la controla.... Sí, la controlo YO!.. así que la apagaré en este instante... ¿Ve el espejo frente a usted?... sí, generalmente me 'oculto' tras él para supervisar los interrogatorios 'toc, toc, toc'... ahora no hay nadie...(me guiña el ojo)... El guardia que estaba ahí parado... ahora está del otro lado de la comisaría durmiendo, tomando un café o viendo TV... qué sé yo... Así que sólo quedamos usted y yo... Ahora... la manera en que usted va a hablar es fácil: la pongo en mis rodillas y la azoto hasta que confiese lo del asalto... ¿y si preguntan?... Bah, a usted le encantan esos jueguitos ¿no?...

Estoy anonadada... ¿qué le pasa a este tipo?...

-¿Pero qué le pasa, señor?... eso es abuso de poder... usted no puede...

-Por supuesto que puedo... Si le preguntan, el guardia dirá que él estuvo presente todo el tiempo, negará absolutamente todo... YO lo negaré y además tendré mi confesión firmada ¿qué le parece?... Ah, algo más, tome esto...


Automáticamente extiendo la mano y la sorpresa me hace abrir mucho los ojos, volteo a mirarlo con expresión confundida... Una navaja. De inmediato la retira y la pone sobre la mesa

-Si intenta algo, señorita tomaré esta navaja que no dudaré en hundir en mi brazo. Si yo digo que usted me atacó todos lo creerán... ya tengo sus huellas.


¡¡Pero está enfermo este tipo!! Que trampa.... argh! Me mira fijamente, parece que se divirtiera con la situación.

No lo puedo creer, me tiene acorralada pero... no puedo hablar, no puedo... El agente me quita las esposas, de un movimiento me pone sobre sus rodillas y comienza a azotar fuerte mientras insiste en que le diga cómo planeó Manuel el asalto, quién le ayudó, cómo participé yo...

-Auch, auch... basta.... basta!...


Parece que nada lo detiene y sigue preguntando... No puedo negar que esto duele demasiado pero también sé que tengo resistencia al castigo, puedo soportar más...

-Muy bien, parace que esto no es suficiente... Quítese la ropa!!


Me jala del brazo y me pone de pie a su lado. Estoy muerta de miedo pero no al castigo sino a las consecuencias de lo que hice y lo que está sucediendo ahora puedan tener... Me niego a desvestirme enfrente de este hombre... Pero, maldita sea... Manuel me prometió dejarme libre y en paz si lo ayudaba con esto...

-La estoy esperando, jovencita. No se preocupe, esto no es nada sexual... no me interesa 'mirarla' sólo quiero asegurarme de que mis métodos realmente funcionen, no queremos causarle daño, ¿cierto?...

Habla con tal seguridad y me mira con ese dejo de superioridad que solo verlo un segundo y ya comencé a quitar cada una de las prendas que cubren mi cuerpo, al deslizar los jeans no puedo evitar estremecerme pues las manos del agente han dejado muy sensible cierta parte... pero estoy acostumbrada. No me sorprende tampoco notar humedad en mi entrepierna.

Apenas quito la última prenda ya estoy de nuevo en las rodillas de ese hombre, ¡caray!, pero si pega muy fuerte. Auch!

-¿Dónde estaba usted esta mañana?

PLASSSS
-¿Dónde consiguió la camioneta?

PLASSSS
-¿Dónde está Manuel ahora?

PLASSSS
-¡¡RESPONDA!!


Ay! No puedo delatarlo, no puedo... Pero duele muchísimo. Estoy a punto de comenzar a hablar cuando se detiene... ufff

-Póngase de pie... las manos en la cabeza por favor... Veo que es más difícil de lo que creía... muy bien!... Pero no será imposible y usted lo sabe... Mire, ¿sabe lo que es esto?...


Me muestra un conjunto de tiras como de piel sujetas por un mango... Niego con la cabeza.

-Ah pues es un martinet... parece pequeño... pero duele, créame... ahora, si usted se sugue negando a hablar... estas tiras caerán sobre su ya maltrecho culo... ¿desea probarlo?...

-Señor, ya le dije que no sé nada... por favor, déjeme ir...


Solo ver el objeto aquel mi cuerpo se estremece... un escalofrío recorre por completo mi espina dorsal...

PLASSS!!!

Sin previo aviso las ocho tiras de piel se estamparon contra mis nalgas... aahhh duele mucho!!!....

PLASSS!!!

-Y ahora, me va a decir de qué manera participó en el asalto?


PLASSS!!!

-Ay, ay... no más por favor.... POR FAVOR! duele muchoooo...
-Eso debió pensarlo antes... cuando le di la oportunidad de hablar sin castigo de por medio....


PLASSS!!!

Parece que aumenta la fuerza de los golpes... ya no lo resisto... no, ya no!

-Ya, yyyyya voy a hablar... por favor, no me azote más....


Siento que me quema la piel... ya no aguanto un azote mas...

PLASSS!!!

-Hable!


Me sorprende este nuevo azote y decido que es momento, no puedo soportar y ya no quiero correr riesgos...

PLASSS!!!

- yyyo llevé la camioneta....


PLASSS!!!

-A dónde la llevó?
-A la calle de atrás del banco.... ppppor indicaciones de Manuel...


PLASSS!!!
PLASSS!!!

-Qué más, no se quede callada!!!!!


PLASSS!!!

-Ouch.. no me azote más por favor... ay!...


PLASSS!!!

-HABLE!
-Llevé la camioneta y una maletas.... fffue todo.. ay!!.. basta!, no más por favor!!....


PLASSS!!!

-Dónde está Manuel ahora?


PLASSS!!!

-No lo sé, señor... ay!


PLASSS!!!

-Lo sabe y me lo va a decir...


PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!!

-Aaahhhh.... se lo juro, señor... nnnno lo sé!!!...


PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!! PLASSS!!!

-Vístase... puede irse...


Sonríe.


6 comentarios:

Sir Williams dijo...

Una fantasía recurrente en muchas spankees y en muchas sumisas ... ¿Por qué será?
Saludos,

Sir Williams

Spankee BCN dijo...

oye!
me encanta tu blog.

Yo también tengo 26. Te enlazo con mi blog, asi no te pierdo de vista.

Ahora es muy tarde pero tengo ganas de leer muchas de tus entradas

nos vemos por aqui!
es muy buen blog!!! he leído algunos de tus posts... dices cosas con las que coincido un montón

ciao! :-)

Yo spankee dijo...

Sir Williams... extraña coincidencia, no es así?... jajaja
Saludos afectuosos...

Spankee BCN: Muchas gracias por leerme... la verdad ya he visto también tu blog y ya he puesto también una liga desde el mío...

Esto des ser spankee no es nada fácil, cierto?... te mando un abrazo y saludos hasta el otro lado del charco... XD

Spankee BCN dijo...

Espero que no tengas problemas con el traductor automático que hay en mi blog... generalmente funciona :)

un abrazo!

paca dijo...

Y ya denunciaste ese abuso de autoridad??

Si requieres ayuda avisame!!

:D

Saludos.

Yo spankee dijo...

Spankee BCN: Gracias...

Jajaja.. Paca... eres un lindo... BEsos!!