martes, 9 de marzo de 2010

Vivir con la cola roja...

Una de las fantasías de toda spankee (creo) es vivir constantemente con la sensación del castigo... experimentar la atmósfera que envuelve a cada encuentro entre uno mismo y aquel(la) que ha de ser el ejecutor del mismo... Sabemos que detrás de una situación spanka está el juego, la provocación, el motivo por el cual, seguramente, terminaremos (casi) arrepentidos y con la cola roja.

Personalmente he de decir que adoro sentirme acorralada y sin ninguna respuesta capaz de evitar o siquiera disminuir el castigo que seguramente merezco... Aunque algo que aún no he aprendido a manejar es aquello de las miradas... así que prefiero hacerme la occisa, cerrar los ojos e inventarme algún puchero como mi última esperanza para conmover a quien me mira con dureza moviendo amenazante el cinturón en sus manos.

Una de las cosas que más disfruto (y temo) es cuando me anuncian que me quedarán las nalgas como tomate, que no podré sentarme en no sé cuanto tiempo, que me va a quedar 'la cola  bien roja'... es durante la pronunciación de esas palabras cuando deseo que todo termine... sí, que me quede la cola roja pero que no lo haga más largo, por favor.

Ahora que he comenzado una vida de pareja al lado de mi novio, al que yo tenía por 'vainilla' pero no, me he dado cuenta de que no estaba equivocada al desear tener siempre la cola de ese color que me inspira a ser una caprichosa mal portada... Cualquier oportunidad, por mínima que sea, sirve como pretexto para bajarme las bragas y aplicarme unas buenas nalgadas... cada detalle puede ser usado en mi contra y qué decir si después de alguno de mis berrinches lo único que se menciona es un número... entonces yo sé que, apenas lleguemos a la casa, esa cantidad será aplicada en azotes sobre mi trasero....

No se trata de una relación de disciplina doméstica... simplemente es un juego que llena nuestra vida sexual y la hace más divertida y mucho más intensa... De hecho sé que estoy al lado de un hombre que es inteligente, maduro, divertido y sensato... Sé que jamás arreglaría un problema con golpes o cualquier tipo de violencia... Sé que estoy enamorada y feliz de compartir una fantasía y sobre todo... de vivir con la cola roja...

Yo Spankee
.

2 comentarios:

paca dijo...

Pues que gusto que que estes viviendo tan lindos momentos, solo no dejes de escribir por el hecho de tener cubierta esa necesidad.

:D

Saludos

Estefy dijo...

wow!! felicidades!! =)