jueves, 18 de marzo de 2010

Miércoles de nalgas rojas...

Hace ya 3 semanas que llegó mi novio a vivir conmigo... no sé por qué se le ocurrió establecer que los días miércoles fueran de 'nalgas rojas' (yo feliz)... Durante la semana se van acumulando mis faltas y llegado el día correspondiente me toca pagar por ellas. Ciertamente es una situación por demás excitante, sobre todo cuando es martes en la noche y él se frota las manos como saboreando lo que habrá de suceder el día siguiente mientras lo anuncia amenazante.

También es cierto que los 'miércoles de nalgas rojas' no impiden que cualquier otro día yo sea castigada por algún motivo que no puede darse el lujo de esperar hasta 3, 4 o más días... Además mentiría si dijera que no me esfuerzo lo suficiente como para que el miércoles ya no alcance para pagar todas y cada una de mis fechorías, berrinches y dramas que, inevitablemente, me hacen acreedora a una buena tunda.

Pero ayer pasó algo... las nalgas no estuvieron rojas ni un solo instante del día... Mi trabajo me mantiene todo el día fuera de casa y por la noche, cuando debería haber sido el momento de pagar cuentas, mi novio se sentía enfermo y yo, dejando a un lado mi papel de spankee tuve que actuar como novia comprensiva y cariñosa... anoche no dormí velando su sueño... ésta mañana no quería salir de casa para no dejarlo solo y bueno... tuve que hacerlo.

Justo cuando me incliné a darle un beso de despedida me tomó de la mano apretando un tanto fuerte mi muñeca, acercó sus labios a mi oído y me dijo en un susurro: 

  • Ni creas que te vas a salvar de tener las nalgas rojas... solo espera a que me recupere, niñita...
Una sonrisa se dibujó en mi cara, lo besé en los labios y salí contenta a cumplir con mis compromisos laborales... espero que más tarde ya se sienta mejor... XD

Yo Spankee

2 comentarios:

paca dijo...

Cada post, muestra lo completa que empiezas a estar.

Felicidades!

Estefy dijo...

ya es sabado y espero que este mucho mejor de salud jiji!!