jueves, 6 de noviembre de 2008

La delgada línea que divide la realidad de la fantasía.



Definitivamente no puede existir un vínculo evidente entre la spankee y la mujer de la vida real... la fuerte y sobresaliente que soy ante los ojos de los demás. El otro día hablé de esto en un post y ahora que lo releí no pude evitar pensar en los límites que puede (debe) tener esta fantasía.

Últimamente me descubro pensando y/o sospechando de cualquier persona... busco y, en algunas ocasiones, encuentro al spanker o spankee en una mirada, en un gesto o actitud de los demás... Mi vida realmente está girando en torno a esto y me niego a pensar que no es sano para mí, por el contrario, pienso que es una forma de darle color a mi vida que, a ratos, se envuelve en nubecillas grises que empañan el horizonte que se me cierra de manera violenta...

Sucede que lo que me tiene así es el deseo... pero no porque quiera convertir en realidad la fantasía, no. Lo que yo quisiera es mantener la fantasía como tal... pero latente... presente en mi día a día sin que pierda las características que me hacen añorarla tanto.

Soy Spankee y me enorgullezco de haberlo descubierto, de sentirlo y de disfrutarlo... sobre todo de haber podido, a través de este gusto, conocer gente tan maravillosa (como a mi querido Mexiñol) con la que he desarrollado amistad antes que otra cosa... Si bien ellos se han dado el gusto de nalguearme y ponerme en mi lugar, yo he valorado su presencia en mi vida... su afecto y apoyo incondicional... ellos saben muy bien quien soy... mi Mexiñol me va conociendo cada vez más, al grado de adivinar mis estados de ánimo a través del tipo de lenguaje que utilizo... aunque yo lo quiera ocultar o negar...

Alguien me dijo un día que esto del spank crea lazos muy fuertes... y tenía razón. La confianza que se deposita en la otra persona es básica... si no existe, el juego tampoco podrá existir... si no hay comodidad y entrega (en niveles con posibilidad de variables)... simplemente no es disfrutable...

Con mi querido spanker no ha podido ser diferente... yo puedo estar pasándola fatal... haber tenido una semana de perro... pero en el momento de verlo (aunque sea por msn), de abrazarlo... de besarlo y sentirlo... llega a mí una sensación de seguridad y confort que no cualquiera logra brindarme... Las palabras de consuelo... los tequiero... incluso los regaños y hasta las nalgadas, me hacen sentir que aunque yo quiera aparentar que puedo con todo y que no necesito de nada ni nadie... aquí puedo ser yo, libre de prejuicios...

Si quiero llorar: lloro, si quiero reír: río.... si quiero ser caprichosa, berrinchuda, consentida y mimada... también se vale!... porque dentro de la fantasía está la verdad... esta soy YO realmente... libre de la armadura que me protege del acoso, de las miradas inquisidoras y los dedos acusadores... de la sociedad en general...

Allá, si me equivoco hay caos... pero con la mirada dura y el gesto inquebrantable hago de tripas corazón y limpio lo que regué... Aquí... aquí me doy el lujo de acurrucarme y sentirme chiquita si es que lo necesito... de reconocer que me equivoco y recibir lo que él cree que es justo y terminar con el problema de un jalón... De saber que hay alguien ahí que se preocupa por mí... que me ayuda a entender que la vida no tiene por qué ser tan agresiva y que yo no soy invencible... e insensible, menos.

Temo decir que encuentro en esto cierto nivel de incoherencia... porque la de allá es una máscara dura, como de piedra... sujeta a la disponibilidad, a los bajos niveles de tolerancia y a la vigilancia constante de las debilidades ajenas por parte de todos los demás.... la que vive y se desarrolla en la 'realidad', va disfrazada de una ciudadana más... de mujer profesionista que se pone al tú por tú con quien sea necesario para poder sobrevivir... Y esta... la de aquí.... la que se da chapuzones de fantasía... la que llora cuando lo necesita y es feliz con un beso, un abrazo, una caricia y muchos azotes... ESA es la de a deveras.... esa soy YO...

Yo Spankee

2 comentarios:

MX dijo...

Creo que lo que te pasa no es más que una expresión de las dos caras que todos tenemos.

¡Celebro conocer y disfrutar a tope de la verdadera!

MX

Yo spankee dijo...

Gracias!! Besos para ti, me Mexiñol!