viernes, 21 de enero de 2011

Fantástica realidad.

Cuando comencé a indagar de lo que trataba este maravilloso mundo spanko pensé, más bien debería decir que me resigné a, que lo que pasaba por mi mente y, podría decir que hacía escala en mi entrepierna; se quedaría ahí... En parte era un 'deliciosamente'... pero también cabía en mí el anhelo de que algún día, por benditos azares del destino, mis fantasías se harían realidad y, entonces yo, sería la spankee más feliz y complacida del mundo.

No fue inmediato, tuvieron que pasar unos cuantos años para que me atreviera a hacer mi entrada (no) triunfal en el mundo spanko virtual y, después, en los chats y foros del mismo tema... Fue ahí donde conocí al que sería mi primer spanker del que, por cierto, guardo muchos y muy bellos recuerdos así como un cariño muy especial... 

Dicen que lo complicado es comenzar porque después todo fluye de manera singular y, por qué no decirlo: emocionante, divertida, peligrosa y adictiva. Supongo que mi caso es muy parecido al de muchas spankees que saltamos de los sueños a las rodillas de un spanker... Comenzamos a darnos cuenta de que no podemos negarnos al placer porque, además, hay muchos que comparten y complementan el juego.

Tuve la fortuna de conocer a mucha gente (seguramente seguiré conociendo más)... con algunos de ellos tuve el placer de coincidir en tiempo, espacio y nalgadas... Quién diría que mi complemento spanko saldría, justamente, de mi mundo vainilla.

Hace casi 2 años comencé una hermosa relación con un hombre maravilloso. No estoy muy segura pero podría decir que lo amé desde el principio... Como les dije, él pertenece a mi mundo vainilla porque ni siquiera sabe que soy una spankee o que tengo este blog... aunque sabe muy bien lo que hacen en mí (y los beneficios que él obtiene) unas buenas nalgadas.

Hace poco comencé a compartir con él lo que es y cómo funciona la 'disciplina doméstica'. Al principio se mostró sorprendido, después un poco desinteresado pero todo fue un teatro... sin que yo me enterara él leyó toda la información que yo había llevado a casa y, de a poco, ha estado poniendo en práctica todo lo aprendido y, además, lo ha complementado con detalles de su propia cosecha.

Últimamente nuestra vida spanka ha estado poco activa, mi trabajo parece ser el principal obstáculo pues me tiene tan ocupada que los momentos que comparto con él son pocos y, a ratos, prefiero que me cuide, me consienta y me abrace... luego él y sus viajes. Bah.

Dentro de un par de semanas las cosas habrán de cambiar, la carga laboral disminuirá y entonces yo podré volver a cumplir (o no, ja!) con mis obligaciones. Por ahora mis faltas no han sido tomadas en cuenta, lo cual no quiere decir que más adelante no vaya yo a pagar por ellas, pero en cuanto disponga de tiempo y energía tendré que volver a asumir el rol del que sólo me salva 'la mujer trabajadora'.

La fantasía que tantas y tantas veces dio vueltas, en mi cabecita spankee, hoy está tomando forma y convirtiéndose en una 'fantástica' realidad.

Yo Spankee

.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

REALIDAD EN LA QUE A MÍ
ME GUSTARÍA PARTICIPAR TAMBIÉN

Traviesa y preciosa tolmeca, déjame decirte que espero y deseo participar en esa maravillosa que no fantástica, sino real fantasía cual es el spanking a tu lado, también me gustaría abrazarte y colmarte de besos porque un buen spanker debe hacerlo con la spankee
y también porque alimentas mi espíritu y mi hambre de seguir adelante cuando susurras tu suave brisa sobre mi sudoroso y ardiente rostro...

Ben Ali dijo...

Soy Spanker, de España. Si vas a este blog comprenderás la verdadera visión de un Dominante con experiencia:

http://undominanteandaluz.blogspot.com/search?zx=6b622fd6e5a9ad65

Me dirás tu opinión