jueves, 17 de junio de 2010

Y lloré...

Ayer fue miércoles... y como muchos de ustedes saben, los miércoles corresponde una inevitable azotaína a la que me hago acreedora durante toda la semana... pero por alguna razón mi novio insistió en que los miércoles, a partir de ayer, cenáramos con mi familia. Él sabe que mientras esté con mis hermanas me pongo más rebelde y mal portada que nunca... así que seguramente lo hizo con fines de aumentar el castigo y llevarlo a cabo casi de manera inmediata... Bah!... y luego quién es el perverso.

Como estos días anda flojo el trabajo he opotado por escaparme temprano de la oficina... ayer huí a casa de mis papás... estuve planeando junto con mis hermanas lo del día del padre, que acá en México celebraremos el próximo domingo... Debo confesar que el trato entre mis hermanas y yo es un poco ruidoso... siempre hay risas y malos chistes... incluso mi novio ha sido víctima de algunas de nuestras travesuras... aunque la única que pague por ello sea siempre yo...

Él llegó un poco más tarde y cenamos juntos, las bromas en la mesa no se hicieron esperar y frente a toda la familia él anunció que yo sería castigada por mi comportamiento apenas llegáramos a casa. Todos estallaron en carcajadas, yo también, y él solo volteó a verme como diciendo: 'no sabes la que te espera'. Durante el resto de la noche seguimos en el mismo tono divertido y travieso... incluso en el auto, de regreso a casa, bromeábamos y jugueteábamos...

Al llegar al departamento teníamos algunos pendientes que arreglar para el día siguiente... la ropa, la comida, etc... yo trataba de hacerme la occisa y seguía con el jueguito y las bromas... Él se fue a bañar y yo, traviesa como estaba, fui a espiarlo... estaba de pie junto a la regadera aún con la ropa puesta... abrió la llave para sentir el agua. En ese momento una idea macabra pasó por mi mente... empujé la puerta y corrí contra él para meterlo al agua... Desafortunadamente él estaba mal parado... el empujón lo agarró por sorpresa y fue a estrellarse contra la pared con el codo por delante... El golpe fue realmente fuerte... como él es un tipo corpulento... pensé que debía empujarlo con la suficiente fuerza para que no me detuviera y la que terminara empapada fuera yo... ERROR!

De inmediato salió del baño con cara de pocos amigos... yo me quedé asustada. Me sentía estúpida... culpable y estúpida... y mi reacción también fue estúpida... me puse a llorar como una nenita. De pronto él volvió, me vio en un rincón del baño y de inmediato fue a consolarme. Me dijo que no me preocupara, que todo había sido un accidente, que no era mi culpa, que los 2 estábamos jugando y ya... que dejara de llorar o si no él me iba a dar motivos de verdad...

Prometí tranquilizarme y él se portaba tan tierno y comprensivo como podía... en realidad siempre lo es... pero ayer lo fue más.

Al salir del baño me acosté en la cama y seguí llorando... por alguna razón la culpa me corroía y no tenía idea de cómo solucionar el problema que acababa de causar. El dolor en su brazo era notable y aunque pedí perdón mil veces... él insistía en que no era mi culpa.

Sobra decir que no hubo noche de nalgas rojas... un spanker con el brazo lastimado no es una buena idea... Él dice que mis lágrimas de arrepentimiento fueron suficiente castigo... yo aún lo dudo... él hizo un silencio largo y completo: hasta que me recupere del golpe... entonces sabrás lo que son las verdaderas lágrimas de arrepentimiento, jovencita... Me besó la frente, me arropó, sonrió y me abrazó. -A dormir, mi niña. Te amo.-

YoSpankee
.

9 comentarios:

Severo dijo...

Tsss tsss tssss... malas consecuencias se avecinan para ti amiga mía...

Hummm, estaría bien ver la fotos de tu más que seguro y merecido castigo

CRI dijo...

Mas que decirte que mereces una buena lo que puedo decirte es que sé muy bién lo que sientes, en ocasiones hacemos cosas por broma y terminamos hechando todo a perder, lamento que haya pasado ese accidente y que en consecuencia hayas llorado así, lo importante es que nada pasó y tu novio comprensivo como es entendió que solo fue un juego que se salió de control...

PanteraAzul dijo...

Hay srita. que te puedo decir, espero que realmente aprendas a comportarte, y especialmente a pensar bien las cosas antes de hacerlas!!!

Luli dijo...

Jajaja pues te puedo decir que el ser humano siempre comete errores...todos pasamos por situaciones así...hasta los spankers jaja! Y de qué te quejas?!? Tienes novio Y spanker!! Ya quisiera yo estar igual, pero bueno jejeje ya llegará el momento. Tienes muchisima suerte de que tu novio sea tan comprensivo, estoy de acuerdo con él en que por el momento las lágrimas fueron suficiente castigo jaja espero que se recupere pronto y que no te vaya tan mal! Suerte con lo del día del padre!!
Saludos, felicidades por el post, está de pelos!!

rams de M dijo...

alguna vez tuve una idea tan estupida como aquella y al llevarla a la práctica la culpa y la tristeza son mil veces más dolorosas que cualquer paliza. Lamento lo que sientes, lo único bueno del caso es que aprendes a confiar en él, en su cariño a pesar de tus errores y a cuidar de dejar la travesura violenta en el lado de las fantasias incumplibles.
Espero que tu spanker sepa quitarte esa incomoda emoción de la culpabilidad de una manera que te deje cómoda el alma... no importa si tus nalgas se quedan a salvo o no, lo que interesa realmente es que no cargues con penita por lo que le hiciste a él.
Abrazos niña, te lo digo de corazón porque he estado en tus zapatos (o mas bien en tus chones)

Verita{S} dijo...

Ya pasó... respira y olvida. Cuando algo se hace sin querer y además te perdonan, no debería haber motivo de pena.
Besitossssssssssss

Bella {F} dijo...

Los errores pasan mi niña, no somos perfectos. Lo más importante es estar conciente de ellos, asumirlos y sobre todo enfrentarlos como tal.
La humildad, la sencillez, el arrepentimiento luego ayudarán a que las consecuencias surgida por ello sea aun mas leve

Besos mil y adelante

bella{F}

Anónimo dijo...

Oooops, pues sí que te tienes merecido un buen castigo. Si yo fuera tu novio te daría como mínimo 10 minutos de azotes con don cepillo y, luego, otros 10 con vara por ser más traviesa en frente de tu familia, cuando sabes que el pobre de tu novio no puede hacerte nada.
Saludines y muchas nalgadas, muchas.

Anónimo dijo...

Oooops, pues sí que te tienes merecido un buen castigo. Si yo fuera tu novio te daría como mínimo 10 minutos de azotes con don cepillo y, luego, otros 10 con vara por ser más traviesa en frente de tu familia, cuando sabes que el pobre de tu novio no puede hacerte nada.
Saludines y muchas nalgadas, muchas.
memo.spanker