miércoles, 7 de octubre de 2009

Quedarse con las ganas...

Es una situación terrible cuando el espíritu spanko anda tan alborotado... como spankee he de contarles que a ratos estoy que necesito unas nalgadas en calidad de URGENTE... a veces tengo la manera de solucionarlo pero otras... ah, me siento ansiosa, traviesa, con ganas de que alguien me ponga un alto, me tumbe sobre sus piernas y me dé una buena tunda.

Pero no siempre existe la posibilidad de que esto suceda y las ganas tienen que ser guardadas y reprimidas justo como cuando uno no sabía que existía todo un mundo de posibilidades en cuanto a esta fantasía... Habrá quienes recurran al self spank... pero esa para mí no es una solución... a ratos lo único que deseo es un regaño, una amenaza... Ni siquiera es tanto la necesidad de las nalgadas, es decir, no de los golpes como tal sino del ambiente, de los detalles, de esa mirada dura que me advierta que si no me comporto... pronto me atendré a las consecuencias...

Antes, mi imaginación trabajaba bastante bien y bastaba con cerrar los ojos, plantear una situación, personajes y ya... la sensación de satisfacción spanka estaba un poco cubierta... pero ahora no, ahora necesito un poco más... bueno, un MUCHO más... Creo que a momentos me preocupa que se apodere de mí la necesidad del juego... del intercambio de placeres... del yo desobedezco y tú te haces cargo de modificar mis actitudes a través de un buen castigo.

Sucede que cuando enfrentas con seriedad todo esto que envuelve la fantasía spanka... ésta se convierte en un arma de doble filo. Cuando no se conocía la experiencia era fácil reprimir el deseo pero hoy, cuando el cuerpo, la mente y, sobretodo, las nalgas conocen perfectamente el placer de una sesión con cereza de pastel y todo.... ah, qué difícil.

En fin, habrá que aprender a controlar el deseo porque si no esto se pone tan peligroso como delicioso en cuanto puede llegarse a la meta.

Yo Spankee


.

3 comentarios:

paca dijo...

y por que peligroso?

Me pregunto yo!!

oscar dijo...

Pues sí, es feo quedarse con las ganas. Pero entretenimientos y buenos recuerdos ayudan a soportar la espera como con casi todo en la vida

flordelis {SAA} dijo...

Hola: acabo de descubrir tu blog y me ha resultado sobrio y agradable.
Te seguirè visitando.
Me gusta muchìsimo el spanking y antes de sumisa lo ùnico que habitò mi fantasìa durante muchos años fueron las nalgadas.
Hoy en dìa la relaciòn D/s completa perfectamente mis deseos spankees.
Te dejo un saludo y nos seguimos escribiendo
besos de flordelis{SAA}