jueves, 25 de junio de 2009

Novedades...

A más de un año de haberme reconocido Yo Spankee me he dado cuenta de los avances que he tenido dentro de mi comportamiento y mis deseos... Sé, porque me lo han dicho mis spankers, que soy una buena spankee y eso me hace sentir más que orgullosa. Desafortunadamente aún no encuentro la forma de establecer una relación spanka, llamémosle 'formal'... Sigo deambulando por un lugar y otro en busca de lo que me permita mantener esta fantasía que hasta ahora me ha traído tantas satisfacciones, tantos placeres y, claro, tantos orgasmos y sonrisas.

Debo decir que me he encontrado con gente fantástica dentro de este increíble mundillo de mi lado oscuro... Mentiría si no dijera que el Mexiñol es con el que más he crecido, aprendido y experimentado (y al que más quiero también) pues nuestras sesiones siempre van a más y porque se complementan éstas con una amistad verdadera que permanece ahí... como soporte de esto que en ocasiones se ha llegado a pausar por cuestiones personales, ya sea de uno u otro.

No podría evitar tampoco reconocer que entre los varios spankers que han tenido a bien (intentar) educarme he obtenido, de igual forma, hermosas experiencias y amistades que están conmigo y permanecerán durante muchísimo tiempo... aunque yo desearía que para siempre...

Por ahí hay uno con el que he ido compartiendo experiencias, secretos y hasta fotografías... y al que sigo esperando para comprobar que aprendió de lo poco que esta spankee traviesa se ha atrevido a decir que es importante saber y hacer como spanker... (ya sé que voy a lamentar esta mención... ouch!).

Y éste, el más reciente de mis amigos spankos, al que he aprendido a querer y quien me ha demostrado su lealtad, paciencia y cariño... me ha hecho entender que puede existir cierto vínculo especial entre spanker y spankee y al mismo tiempo ha removido ciertas fibras sensibles de mi gastado corazoncillo...

No voy a negar tampoco que a ratos me da un poco de culpa mantener este secreto... sobre todo porque en la vida 'real' tengo una pareja (vainilla) que obviamente desconoce mi presencia en esta sociedad que gusta de los placeres del spank... Pero como alguna vez lo dije: Es mi secreto, es mi fantasía y pretendo mantenerla así... alterna a mi mundo que gira y no se detiene por mucho que yo necesite unas buenas nalgadas por mal portada que soy.

Y ahora que lo pienso, quizá sea difícil mantener una relación spanka con una sola persona... con qué cara me negaría yo a uno de mis spankers que desean azotar (con cariño) mi travieso trasero... No podría y quizá tampoco querría... Aunque a ratos pienso... y sueño... y deseo... que las cosas fueran un tanto cuanto distintas de lo que son actualmente...

Yo Spankee

1 comentario:

paca dijo...

No sientas culpa, a veces es dificil que todo cuadre en nuestra vida.

Saludos.