viernes, 29 de mayo de 2009

Soñé...

Me gusta pensar que estoy sumergida en todo esto no por mera casualidad... sino porque realmente tenía que encontrarme con 'ciertas' personas... y vivir ciertas experiencias... y sentirme feliz con todo ello...

Anoche tuve un sueño:

  • Estaba con mi amiga Andrea en el estacionamiento de... algún evento... como un concierto de música o algo así. Mi galán se acerca y me dice algo que me hace saltar de inmediato... comencé a gritar, quejarme... reaccioné como la 'berrinchuda' que soy. No sé exactamente qué fue pero seguro algo muy grave porque lo dejé con la palabra en la boca y me eché a andar hacia la salida... Escuchaba sus pasos atrás de mí, yo aceleraba el paso... mi respiración se agitaba cada vez más porque una extraña mezcla de miedillo y coraje daba vueltas en mí... Conforme íbamos avanzando me decía cosas como 'vamos a hablarlo', 'escúchame, nena'... y yo seguía caminando sin prestar atención alguna a lo que decía y tampoco tenía intención de detenerme a hablar... o lo que fuera. De pronto sus pasos ya eran muy cercanos, podía escuchar sus palabras que casi eran gritos en mi oído... '¿NO OYES QUE TE ESTOY HABLANDO?'... Y su mano derecha se estampa totalmente abierta sobre mis nalgas... me paro en seco y me quedo muda, no supe como reaccionar ante la situación. Me jala del brazo haciéndome girar para quedar cara a cara con él... toma mi barbilla obligándome a mirarlo a la cara y me besa apasionadamente... después me susurra al oído: 'yo te voy a enseñar a comportarte, niña'... Mi excitación llega a grados inimaginables y solo deseo que me lleve a algún lugar privado para hacerme suya...

Las nalgadas me hacen reaccionar de una forma extraordinaria... activan mi sensibilidad de manera que a ratos me resulta sorprendente... es fascinante la forma en que reaccionan mis sentidos, mis deseos... mis necesidades... 

Después de lo que soñé... que en realidad duró pocos minutos... desperté con las huellas del sueño en mi ropa interior... con unas ganas tremendas de que en ese momento apareciera mi spanker y me regañara por levantarme tarde... por haber dejado la luz encendida toda la noche... por lo que fuera y me diera mi merecido que, obviamente, serían unas nalgadas bien dadas quizá con la pijama hecha a un lado y las bragas tomadas como prueba de un delito no cometido...

Ah... !!


1 comentario:

paca dijo...

Por fin te leo de nuevo, todo en orden?

Saludos.